Home Office

Home Office: Rutina Saludable

Dónde empieza y dónde termina la oficina en casa.

Last updated:

Home Office: Rutina Saludable

El Home office es una bendición para muchos, pues nos permite ganarnos la vida sin tener que salir de nuestro amado hogar.

La comodidad es máxima y pues como nada es gratis en esta vida el precio a pagar es aprender a poner limites. 

Muchas de nosotras hemos aprendido a reaccionar impulsivamente y queremos resolver al instante todos los requerimientos que van apareciendo en nuestra bandeja de entrada.

Esto va muy de la mano con un rollo de autoestima y autocontrol.

Ya sé, yo tampoco pensé que esa fuera la razón de mi rollo workaholic.

Empecé a notar muchas actitudes que me hacían volver y volver a la computadora durante momentos en los que debería estar descansando.

Lo primero es: Eres valiosa, Eres inteligente, Eres importante.

Si quieres construir una rutina saludable debes de empezar por sentir esa autoestima, pues eso te dará la pauta para poner límites en tu trabajo en casa.

 

Home Office

Los tres pilares del Home Office saludable

Si hermana me voy a poner técnica, para lograr una rutina saludable debes respetar los tres pilares el Home Office, son muy sencillos pero implementarlos y definirlos es cosa complicada así que tomate tu tiempo. 

Primer Pilar del Home Office saludable: 

Ten claro tus horarios laborales

Definir cuantas horas trabajas y repartirlas dentro de tu día para darle a la empresa su lugar e importancia que merece hará que te esfuerces por laboral de forma más eficiente y sin interrupciones.

Al principio puedes colocarte alertas en el móvil para mantenerte alerta de cuando es hora de empezar o de parar, las primeras semanas serán clave para lograrlo.

 

Home Office

Segundo Pilar del Home Office saludable: 

Ten claro tus horarios personales

Tanto es importante tus horas laborales como los tiempos que te das para tus cosas personales.

Mantenerte alerta durante el día para no rebasar tus momentos personales y que quites tiempo de tu espacio laboral y viceversa.

Se puntual también para realizar tareas vitales como mantenerte hidratada.

Hacer pausas para estirarte, comer y hasta caminar un poco debe ser parte de tus prioridades.

 

Tercer Pilar del Home Office saludable: 

No Mezclar

Este pilar es vital, no mezclar los tiempos personales con los laborales, no te pongas a lavar al mismo tiempo que estas checando correos, no contestes llamadas o mensajes mientras estas comiendo.

El evitar este tipo de escenarios le dará claridad a tu cabeza y pondrá limites sanos para poder construir una rutina saludable.

Mi rutina saludable para Home Office

Esta es la rutina que a mi me ha funcionado, seguro puedes hacer ajustes de acuerdo a tu estilo de vida:

Levántate temprano

Uno de los consejos más valiosos que me han dado es nunca trabajes en pijama, si empiezas hacerlo nunca saldrás de ella, es importante que te tomes tu momento para alistarte y comenzar tu día.

 Desayuna antes

Las juntas se irán acumulando durante el día así que sí no desayunaste antes será difícil prepárate algo o terminarás desayunando pan con café frente al monitor, es mejor que no te saltes el paso uno de esta rutina y así tengas tiempo de desayunar.

Comienza a trabajar sin interrupciones

Trabaja lo más enfocada que puedas, sé que estas en casa y pasan mil cosas pero enfocarte en lo que estas haciendo hará que el resto del día fluya, recuerda el pilar tres: No Mezclar.

 

Home Office

 

Permite pausas

No trabajes de corrido, es bueno hacer pausas para estirarte, caminar un poco, comer un snack, eso te permite que tu mente tenga un respiro y que tu cuerpo cambie de posición.

Divide tu trabajo

Puedes dividir tu trabajo en dos; por las mañanas saca todo lo que es urgente o necesitas darle prioridad, por las tardes libera espacio para checar mail y programar tareas.

Lunch o comida

Tienes que parar para comer este espacio es vital, más si tienes una jornada completa de trabajo el espacio de comida es sagrado.

 

Finaliza tu día laboral

Envía un correo a tu jefe con todas las tareas cumplidas del día y las que quedan pendientes para mañana, con esto quedará avisado que procedes a cerrar oficina.

Camina

Si puedes hacer alguna actividad física antes de cenar y dormir sería excelente esto ayuda a controlar niveles de estrés.

Cena

Tu día te debe de permitir cerrar tu cliclo personal y laboral con una buena cena, para poder dormir temprano y así seguir con tu rutina saludable.

Recuerda que el poner limites es cuestión de dos y el respetarlos no es tarea fácil, se perseverante pues Roma no se hizo en un día.

Suscríbete al newsletter